Refranes de amistad

El que con lobos anda, a aullar se enseña

Cuando escogemos las personas que tendremos como amigos, debemos estar conscientes que de una forma u otra, estos van a influir en nuestra conducta y en nuestro modo de pensar, ya que sus propias actuaciones podremos copiarlas e incluso compartirlas.

Condición de buen amigo, condición de buen vino

Así como el vino mejora en sabor con el trascurrir de los años, lo mismo pasa con las amistades, que llevan tiempo y que han pasado por distintos momentos, compartiendo penurias y celebrando alegrías juntos, llegando a crear lazos sólidos y duraderos.

Cuando te vayas a casar, manda los amigos a otro lugar

Por lo general, no resulta conveniente juntar la prometida a los amigos, a fin de evitar impases, que puedan devenir de diferencias de caracteres o bien como producto de falta de entendimiento, así que lo mejor, es que cada quien mantenga a sus amigos alejados de su respectiva pareja.

Comparte con un amigo la bendición

Lo correcto es que las amistades se apoyen tanto en las buenas como en las malas, de modo tal, que una vez que las situaciones adversas han pasado, conviene celebrar junto a esas personas invaluables las victorias, y así dar un brindis por la amistad que los une.

Desdichas y caminos hacen amigos

Cuando uno se encuentra en las malas, es que conoce las verdaderas amistades, aquellas personas que se quedan para ayudarte a superar los contratiempos, o bien que te hacen compañía ante las peores tormentas, y que no te dejan hasta que te encuentras bien.

Malo es ganar dinero, perdiendo dinero

Es decir, que no conviene derrochar dinero por tener contentos a unos pocos que se dicen llamar amigos, y cuando uno no cuenta con los medios, no se atreven a ayudar y claramente te dan tu espalda, demostrado que solo los une a vos el interés.

Amigo traidorcillo, duele más que un cuchillo

Una vez que se confía en una persona, la traición de la misma resulta por demás dolorosa y de difícil superación, teniendo en cuenta que esta se hizo parte de penurias, se le confiaron grandes intimidades y se le hizo sentir como familia, de aquí que si falta de apoyo, resulte doloroso.

En las horas de trabajo, los amigos al carajo

Trabajo y amigos es una mala combinación, ya que en el primero deben de cumplirse con las obligaciones, y por lo general, las amistades tienden a convertirse en una verdadera distracción, que terminan por dilatar la ejecución de las tareas.

Quien no busco amigos en la alegría, en la desgracia no los pida

Las amistades deben de cultivarse, deben de apoyarse, de celebrárseles sus triunfos y de soportarle sus fracasos, no siendo conveniente alejarse de las mismas, ya que cuando uno pueda necesitarlas, estas tienen fundamentos para no apoyar, alegando la falta de interés.

Muchos amigos en general y uno en especial

Uno le puede decir amigo a cualquiera, pero una verdadera amistad debe de reunir una serie de condiciones para ser declarada como tal, teniendo en cuenta que no resulta fácil, encontrar personas de confianza y que resulte de conducta incondicional.

Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas

Indicativo de que las amistades se encuentran para todo momento, es decir, para recibir al otro en la desgracia, y para compartir con el mismo su alegría, de modo tal, que las amistades no conocen de horarios ni de límites.

Amigos buenos y mirlos blancos, son muy raros

Resulta difícil conseguir personas que sepan ser amigos, es decir, que ofrezcan una ayuda de forma desinteresada, que presten atención a los problemas de los demás, y que aunado a ello, sepan cómo brindar apoyo cuando más se les necesita.

Amistad por interés, no dura ni un solo mes

Cuando las personas son interesadas, fácilmente las relaciones llegan a extinguirse, trátese de parejas o bien de amistades, porque sus conveniencias siempre le conducen a acompañarse de aquellos que le ofrezcan lo mejor.

Encontrar un amigo, es encontrar un tesoro

Aquellos que resultan incondicionales, de actitudes positivas, de buenas intenciones, siempre prestos a ayudar a los demás, sin nada a cambio, forman parte de un selecto grupo de personas, con valores sólidos y con intereses bien definidos, que sin duda alguna, los convierte en verdaderos amigos.

Al amigo que en apuro está, no mañana, sino ya

Cuando uno de nuestros amigos se encuentra en problemas, lo más conveniente es prestarles la atención debida de forma inmediata, primero para que se sientan acompañados en su desdicha y segundo para colaborarles en la solución.

El mal tiempo trae bienes consigo: huyen las moscas y los falsos amigos

Es así como se puede evidenciar cuales son las personas que saben ser amigos, ya que las malas circunstancias no los alejan y tampoco los espantan los problemas, sino que saben acompañar y prestar el apoyo debido.

Es bueno tener amigos, hasta en el infierno

Expresión jocosa, que señala que resulta conveniente tener amistades en todos los lugares, ya que cualquier persona que nos conozca puede ayudarnos en una situación de apuros o bien de problemas, que lleguen a presentársenos en el camino.

La amistad hace lo que la sangre no hace

En muchas ocasiones, las amistades suelen actuar mejor que cualquier familiar, ya que llegan a prestar más apoyo, ayuda y a conciliar mejor las diferencias, incluso pueden estar en momentos de desgracia, y brindar esa mano amiga, que una persona de la familia, puede no estar dispuesta a dar.

Al amigo y al caballo, no hay que cansarlo

Existen personas que prestan ayuda sin esperar nada a cambio, que suelen ser incondicionales, por lo que conviene siempre reconocerles el apoyo que nos prestan, y no actuar de forma abusiva ni con ingratitud, porque podríamos terminar cansándolos y haciéndolos sentir bastante decepcionados de nuestra actitud.

Amigo sin dinero, eso quiero

Hay ocasiones en las que conviene sembrar lazos de amistad con personas humildes, que no tengan codicia alguna ni amor por el dinero, ya que donde este abunda, siempre existirá un riesgo propenso al interés y al abuso.

Dinero sin amigo, no vale un higo

No hay nada más valioso en el mundo, que una amistad verdadera, conformada por aquella persona dispuesta a prestarte siempre su apoyo incondicional, a acompañarte en las buenas y en las malas y a no dejarte decaer nunca ante los contratiempos

Vida sin amigo, muerte sin testigos

Una persona que a lo largo de su vida no ha conservado amistades, no cuenta con nadie, ya que no se ha encargado de cultivar relaciones sólidas con personas incondicionales, dispuestas a brindarles apoyo y compañía cuando más lo necesite.

A los festines de amigo ve despacio, pero a sus desgracias ve de prisa

Cuando un amigo se encuentra en desgracia, lo más conveniente es acudir con la mayor prontitud posible a su llamado, ya que de lo contrario, podríamos dejarlo sucumbir e la depresión; mientras que, cuando este se encuentra de buen humor la compañía no resulta del todo imprescindible.

Amigo en la adversidad, amigo de verdad

Aquella persona que presta apoyo en las malas, que le gusta acompañar en los momentos de desgracia y de desolación, es sin duda, una persona que vale oro, y que sabe muy bien como ser amigo.

Amigo no es aquel que te limpia las lágrimas, sino el que evita que no se te derrame ni una

Una persona que sabe ser amigo, sabe por ende dar consejos, prever el peligro en las acciones de los demás, ayudar con sus palabras y con su compañía a no cometer errores, y una vez cometidos estos, brinda apoyo para superar rápidamente el infortunio.

Amigo es aquel que llega cuando todos se han ido

Hay personas que dicen llamarse amigos, pero cuando la desgracia toca la puerta, prefieren irse por evadir responsabilidades y por no prestar apoyo, siendo en estos momentos, en que la persona, evalúa seriamente, quienes son  sus amistades, y quienes lo acompañaron en su mala situación.

Amigos y libros: pocos y buenos

Expresión que se utiliza para hacer referencia al hecho, de que las amistades son pocas, ya que no todo el mundo sabe ser amigo, desconoce cómo brindar el apoyo sin interés alguno y sin pretender nada a cambio.

Amigo verdadero: no va contra tu honra, ni va contra tu dinero

Denota que las personas que quieren ser amigos, no están pendientes de las ganancias del otro, ni de inventarle chismes, sino que por el contrario, aprecian lo que es cada quien, y se encargan de proteger la integridad de dichas personas, defendiéndolos frente a terceros.

Amistad fuerte, llega más allá de la muerte

Cuando una persona quiere ser amigo, acompaña en todo momento, nada le limita en su sentido de protección hacia el otro, como tampoco conoce de obstáculos cuando de hacer sentir bien a su amigo se trata, sabiendo que decir y como acompañar cuando es debido.

Cambia de placeres, pero no de amigos

Cuando se tienen amigos verdaderos, debe de procurarse siempre conservar los mismos, y evitar a toda costa, que estos se molesten por actitudes o bien superficialidades de nuestra conducta.