Mejores refranes Hondureños

Si estás buscando dichos y refranes Hondureños populares, este artículo te encantará. Los refranes de Honduras son variados y muy originales, con significados profundos de los que se pueden sacar grandes aprendizajes.

A quien madruga, Dios le ayuda.

Expresa la importancia de ser responsables con nuestras obligaciones.

Por creer en los espantos, se quedó para vestir santos.

Hace referencia a un hombre o mujer, que al haber dejado pasar oportunidades, se mantiene en soltería.

El guaro, las mujeres y el tabaco ponen al hombre flaco.

Manifiesta las tres razones por las cuales un hombre se desvive.

A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Indicativo de que, al quedar un tema explícitamente claro, no necesita más explicaciones.

No le escribas a tu mejor amigo, lo que puede saber tu peor enemigo.

Advierte que no se le pueden confiar todos nuestros asuntos a una persona.

No hay peor lucha que la que no se hace.

Una clara invitación a no rendirse, y atreverse a tomar el camino para alcanzar nuestros objetivos.

La yegua no tiene cola, pero quiere grupera.

Indicativo de aquella persona que se procura aquello de lo que carece.

Más vale vieja conocida, que nueva con sida.

Indicativo de que lo nuevo no necesariamente va a ser mejor que lo anterior.

Sacristán que vende cera y no tiene colmenar, o la saca del oído o la saca del altar.

Una clara referencia a aquellas personas que, de un día para otro, escalan de posición social.

Si quieres tener la tusa, persigue bien la merusa.

El que quiere lograr algo debe buscar la manera y los medios.

Dime con quién andas y te diré quién eres.

Una advertencia de que nuestra compañía y la forma de desenvolvernos, refleja parte de lo que somos.

Sin pisto no hay matrimonio.

Para formar un hogar, además del amor, también es importante asegurar la estabilidad financiera.

El fuego asa, pero no voltella.

Fiado se murió, mala paga lo mató.

Es una frase que se usa para indicar que los créditos están suspendidos.

Donde menos se piensa, salta la liebre.

Hace alusión a aquellos acontecimientos inesperados, para los que debemos estar preparados.

Macho que respinga, chimadura tiene.

Se usa como indirecta, cuando se sabe que alguien ha hecho algo y no lo acepta.

Con el mismo cuero, salen las correas.

Hace alusión al ahorro, y al hecho de que se pueden obtener varios beneficios de un mismo recurso.

La mujer es como la guitarra, si no la tocan no suena.

Sugiere que, la mujer como la guitarra, precisan de un trato especial para que respondan armoniosamente.

El que tiene más galillo traga más pinol.

Hace alusión a los políticos, y su talento para dar discursos, prometer y no cumplir.

El buey solo bien se lame.

Hace mención de las personas independientes o solteras, quienes toman decisiones sin depender de nadie.

Jueguen con el santo, pero no con la limosna.

Alude a las personas que quieren sacar beneficio, no solo de lo propio sino también de los demás.

Muchos matan al tigre, y después le tienen miedo al cuero.

Una referencia de aquellas personas que se acobardan, luego de haberse atrevido a hacer algo riesgoso.

El vivo a señas y el tonto a palos.

La vida nos da lecciones, y muchas veces nos las enseña por las buenas o por las malas.

A la fuerza, ni la comida es buena.

Se debe dejar que todo fluya, ya que cuando se obliga a hacer algo, las cosas no resultan bien.

El que nace, para tamal del cielo le caen las hojas.

Manifiesta que las personas tienen un destino trazado, y la vida se encarga de dirigirlas hacia él.

Caras vemos, corazones no sabemos.

La apariencia de una persona no es indicativo fiel de lo que esta es, ni de lo que representa.

Con el mismo cuero las correas.

Hace alusión a que toda persona debe responder por sus actos.

Mucho ayuda el que no estorba.

Alude al hecho de que, si no vamos a aportar a algo, es mejor permitir a los demás hacerlo

Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.

Señala que, si nos distraemos del objetivo, podemos perder lo que hemos logrado.

Cómo no, Chon. Queréis petate y queréis colchón.

Se emplea con aquellas personas que solicitan favores con gran exigencia.

El que fía lo que tiene, a velar se queda.

Manifiesta el riesgo que se corre al prestar a otros nuestras pertenencias.

Porque resentimiento y calzón ancho ya no se usan en Olancho.

El que nace para olote, aunque le haga buen invierno.

Manifiesta que todas las personas tienen un propósito, y la vida se encarga de guiarlos hacia él.

Manchando el nombre de Cristo, algunos hacen buen pisto.

Alude a aquellas personas que utilizan la religión para sacar provecho de los creyentes.

Candil de la calle, oscuridad de la casa.

Se refiere a las personas que, fuera de casa tienen muy buena actitud y dentro de ella, muestran indiferencia.

A mal tiempo, buena cara.

Nos invita al optimismo, a asumir las vicisitudes con una actitud positiva.

El que nace para maceta no pasa del corredor.

Manifiesta que cada persona ocupa el lugar que le corresponde.

Del lobo un pelo.

Algunas veces se esperan resultados absolutos, y solo se alcanza a lograr una parte del todo.

El que no lo conozca, que lo compre.

Expresión que se usa cuando los defectos de una persona no se manifiestan a primera vista.

El que siembra vientos recoge tempestades.

Advierte de las consecuencias que origina el actuar con una mala actitud.

Solo borracho o dormido se me olvida lo jodido.

Alude a la forma en que una persona busca la manera de evadir una situación complicada.

El gallo viejo con el ala mata.

Apunta al hecho de que, la experiencia de la vida, tiene su beneficios.

El hombre casado, ni frito ni asado.

Una clara recomendación a evitar relacionarse íntimamente, con personas comprometidas.

El que nace para martillo, del cielo le caen los clavos.

Expresa que algunas personas vienen a la vida con un propósito definido y, el camino los dirige a ello.

Hijo de mi hija mi nieto será, hijo de mi hijo en duda estará.

Transmite la desconfianza de una madre, hacia la veracidad de la paternidad de su hijo.

Gallina que come huevos, aunque le quemen el pico.

Una vez que se comete un acto de infidelidad, se volverá a repetir.

Perro que ladra, no muerde.

Ironiza sobre aquellas personas que amenazan mucho y acaban no cumpliendo con su palabra.

El que presta un libro es tonto, y más tonto el que lo devuelve.

Sugiere que el problema de prestar un libro, es que no te lo devuelvan; y quien lo hace, es porque es un tonto.

A dos puyas no hay toro valiente.

Alude al hecho de no ser capaz de asumir la consecuencia de atacar reiterativamente a una persona.

A dónde va el buey que no ha de arar.

Hace referencia a una persona que en vano huye de los problemas, puesto que estos parecen perseguirle.

Come Santos, caga diablos.

Hace alusión a las personas que predican a los demás, mientras sus acciones dejan mucho que desear.

Amor de lejos, amor de pendejos.

Indicativo de que una relación a distancia, inevitablemente y en muchos casos, está destinada a fracasar.

El que tiene tierra, tiene guerra.

Hace referencia a los conflictos por la tierra que se presentan en el país.

A otro perro con ese hueso.

Se usa para responder a aquella persona que quiere engañar o manipular.

El que nace para burro, no puede ser caballo.

Apunta al hecho de que cada persona tiene un propósito y no podemos pretender ser como otros.

De las aguas mansas, líbrame Dios mío.

Hace mención a aquellas personas de semblante apacible, que guardan un carácter fuerte o peligroso.

Y como dijo Cristo, cada quien con su pisto.

Expresa que cada quien tiene lo que se ha ganado y lo que se merece.

Después de un gustazo, un trancazo.

Se usa cuando se ha disfrutado en exceso de algo, y luego se regresa a la normalidad.

El tonto ni de Dios goza.

Alude a aquellas personas que solo se enfocan en lo negativo, mientras dejan pasar lo hermoso de la vida.