Mejores refranes del Quijote

A continuación vamos a ver algunos de los mejores refranes de Don Quijote de La Mancha:

No con quien naces, sino con quien paces.

Adoptamos las costumbres de las personas con las que vivimos.

Detrás de la cruz está el diablo.

Alude a que detrás de algo «bueno» puede haber intenciones ocultas.

Desnudo nací, desnudo me hallo, ni pierdo ni gano.

Se refiere a que las cosas materiales son añadidas.

Quien destaja no baraj.

No se ganó Zamora en una hora.

Para conseguir algunas cosas se requiere esfuerzo y tiempo.

Al dejar este mundo y meternos la tierra adentro, por tan estrecha senda va el príncipe como el jornalero.

Se refiere a que muerte iguala a todas las personas.

Cuando a Roma fueres, haz como vieres.

Aconseja seguir las costumbres del lugar que se visita para no desentonar.

La rueda de la fortuna anda más lista que una rueda de molino.

Ojos que no ven, corazón que no quiebran.

No nos daña lo que desconocemos.

Más vale pájaro en mano que buitre volando.

Es mejor tener algo seguro que una promesa aunque esta sea mejor.

Lo bien ganado se pierde, y lo malo, ello y su dueño.

Donde una puerta se cierra otra se abre.

Es una manera de ver oportunidad en todas las circunstancias.

Cuidado ajenos matan al asno.

Sólo el propietario de una cosa, vela por el bienestar de esta.

Quitada la causa se quita el pecado.

El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no se debe quejar si le pasa.

Se deben aprovechar las oportunidades cuando se presentan.

Muchos pocos hacen un mucho.

Pequeños esfuerzos logran grandes objetivos.

En casa llena presto se guisa la cena.

Es fácil resolver un problema si se cuenta con los recursos.

Si da el cántaro en la piedra ó la piedra en el cántaro, mal para el cántaro.

Hay acciones que de cualquier manera, que siempre perjudican a la misma persona.

Si el ciego guía al ciego, ambos van á peligro de caer en el hoyo.

Quien desconoce una cosa no puede enseñarla a otros.

Donde reina la envidia no puede vivir la virtud.

La culpa del asno no se ha de echar a la albarda.

El mal resultado de algo debe asumirlo el culpable y no otro.

La ocasión hace al ladrón.

Alude a la falta de honradez común si se presenta la oportunidad.

El que a pie se halla, mire no se caiga.

Hay que estar atentos para no cometer errores.

Todo saldrá en la colada.

No es oro todo lo que reluce.

Implica que las cosas no pueden ser tan buenas como parecen.

Mientras se duerme todos son iguales.

A la hora de dormir, todos somos iguales.

El que ve la mota en el ojo ajeno, vea la viga en el suyo.

Para corregir a otros hay que corregirse primero.

Cada oveja con su pareja.

Una persona siempre se empareja con sus similares.

Todo el mal nos viene junto, como al perro los palos.

Las cosas malas parecen venir juntas.

Las necedades del rico por sentencias pasan en el mundo

La gente suele adular al adinerado aunque no tenga razón.

Aventuras y desventuras nunca comienzan por poco.

Nuevamente hace alusión a que las cosas malas llegan juntas.

El bien que viniere, para todos sea, y el mal, para quien lo viniere a buscar.

Las consecuencias de las cosas malas, sólo deben ser para quien lo busca.

Quien las sabe las tañe.

El que sabe alguna cosa, lo da a conocer.

La diligencia es madre de la buena ventura, y la pereza su contraria.

El éxito se consigue a través del trabajo duro.

Liebre huye, galgos la siguen.

Al buen entendedor pocas palabras.

No son necesarias muchas explicaciones si el interlocutor es inteligente.

Nadie tienda más la pierna de cuanto fuere larga la sábana.

Sólo se pueden cubrir las necesidades hasta donde alcanzan los recursos.

Hoy por ti y mañana por mí.

Se refiere a la necesidad de ayudarnos unos a otros.

Al hijo de tu vecino límpiale las narices y mételo en tu casa.

Pescador que pesca un pez, pescador es.

Si alguien hace una acción, ya tiene ese conocimiento.

Quien te cubre te descubre.

Quien conoce un secreto puede desvelarlo.

Del hombre arraigado no te verás vengado.

Donde las dan las toman.

Se recibe lo mismo que se da.

El hombre pone y Dios dispone.

Se pueden hacer muchos planes, pero no siempre se cumplen.

Cuando viene el bien mételo en tu casa.

Hay que aprovechar las cosas buenas cuando se presentan.

Un palo compuesto no parece palo.

Dime con quién andas, decirte he quién eres.

Se tiende a tener amistad con personas afines.

Allá van reyes, do quieren leyes.

Quien canta, sus males espanta.

Generalmente cantar alegra a todas las personas.

Donde no se piensa, salta la liebre.

Es común que siempre haya imprevistos.

Lo que se puede hacer por bien, no se haga por mal.

Siempre es mejor tener buenas intenciones en las acciones.

El asno sufre la carga, mas no la sobrecarga.

No siempre hay tocinos donde hay estacas.

Las apariencias suelen engañar.

Júntate a los buenos y serás uno de ellos.

Las buenas compañías contribuyen a fomentar buenos hábitos.

Hasta la muerte todo es vida.

Aún los infortunios son parte de estar vivo.

Cada uno es artífice de su ventura.

Nuestra diligencia construye nuestra suerte o éxito.

No ocupa más pies de tierra el cuerpo del Papa que el del sacristán.

La muerte nos iguala a todos.

Nadie diga desta agua no beberé.

A veces las circunstancias pueden obligarnos a hacer cosas que rechazamos.

Al buen pagador no le duelen prendas.

Quien piensa pagar, no siente temor de dejar garantías.

Hablen cartas y callen barbas.

Más vale al que Dios ayuda que al que mucho madruga.

Es mejor contar con la bendición divina en las acciones.

De noche todos los gatos son pardos.

En la oscuridad es difícil ver con claridad.

Más vale un toma que dos te daré.

Es mejor tener algo seguro y no una promesa.

Pon lo tuyo en consejo, y unos te dirán que es blanco y otros que es negro.

Es difícil que las personas aconsejen lo mismo ante un problema.

El consejo de la mujer es muy poco, y el que no le toma es loco.

Del dicho al hecho hay un gran trecho.

No siempre es fácil hacer lo que se dice.

Dios sabe lo mejor y lo que está bien a cada uno.

No siempre sabemos lo que es mejor para nosotros o para otros.

Quien á buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.

Juntarse con quien tiene buenas cosas, siempre es de beneficio.

Un asno cubierto de oro parece mejor que un caballo enalbardado.

Una apariencia atractiva puede engañar sobre la verdadera calidad de las cosas.

El dar y el tener seso ha menester.

Ser generoso e inteligente a un tiempo es importante.

Hacer bien a villanos es echar agua en el mar.

Es inútil ayudar a los malvados.

No pidas de grado lo que puedes tomar por fuerza.

Es querer atar las lenguas de los maldicientes lo mismo que querer poner puertas al campo.

Hay cosas que son imposibles de hacer.

Cuando te dieren la vaquilla corre con la soguilla.

Si te regalan algo hay que agarrarlo pronto.

No es la miel para la boca del asno.

Algunas cosas finas no están hechas para todas las personas.

Dádivas quebrantan peñas.

Los regalos pueden lograr que personas rudas se «ablanden».

En la tardanza va el peligro.

Hay cosas que necesitan ser echas con prontitud para evitar males mayores.

Sobre un buen cimiento se puede levantar un buen edificio.

Para conseguir cualquier objetivo hay que tener buenas bases.

Ruin sea quien por ruin se tiene.

Terminamos siendo lo que consideramos que somos.

Quien busca el peligro, perece en él.

Quien lleva una vida donde se expone al peligro puede morir así.

La que es deseosa de ver, también tiene deseo de ser vista.

Tanto vales cuanto tienes.

Refleja que algunas personas estiman su valor por sus pertenencias.

Mientras se gana algo no se pierde nada.

Por mínima que sea la ganancia en algo, es mejor que perder.