Mejores refranes sobre el vino

Vinos y amores, los viejos son los mejores.

Cosechar un buen vino o construir una relación estable lleva tiempo.

Vino que no sepas mear, no lo debes probar.

Controlar la manera de beber es mejor que tener contratiempos.

Vino mezclado, vino endiablado.

El mejor vino puede estropearse si se mezcla y no se bebe puro.

Vino con holgura, tajada con mesura.

En forma jocosa aconseja beber mas y comer menos.

Una borrachera gorda, cuatro ahorra.

Luego de beber en exceso, el malestar impedirá beber por un tiempo.

Un cuartillo de vino, se lo bebe cualquier niño, cuartillo y medio, algo va siendo, cuartillos dos, es lo que manda Dios.

No se debe escatimar cuando se está consumiendo un buen vino.

Trata con escama y tino, al que no bebe vino.

Invita a tratar con tacto a quien no comparte una copa de vino.

Ten buen pulso, alza la bota, y acompaña con pijotas.

Es una invitación a beber y a pasarlo bien.

Sopa en vino no emborracha, pero alegra a la muchacha.

El vino con moderación, no emborracha sino que alegra el corazón.

Sin vino, no tendría el consejo tino.

Siempre se da mejor un consejo sincero si el vino está presente.

Si la mar fuera vino todo el mundo sería marinero


Si algo es deseable, las personas van a estar cerca de eso.

Si bebes para olvidar, paga antes de empezar.

La bebida puede hacer olvidar cuanto se tiene que pagar.

Riñe cuando debas, pero no cuando bebas.

Algunas personas tienden a ser mas violentas cuando beben.

Quien tinto lo bebe y blanco lo mea, algo le «que”.

Quien tiene buen vino, nunca le faltan amigos.

Los amantes del alcohol buscan la amistad de quien lo tenga.

Quien convida al cantinero, o está borracho o no tiene dinero.

El que no tiene dinero busca agradar al cantinero para beber gratis.

Quien bebe tras la cocina, de una higa a la medicina.

No hay tales amigos como mi pan y mi vino.

Expresión para negar la amistad verdadera.

Nada puede ser más frecuente que un vaso de vino ocasional.

Si el vino es «ocasional» hay que buscar mas ocasiones de tomarlo.

Mucho beber y andar derecho, no es hecho.

Quien ha bebido mucho siempre tenderá a bambolearse.

Más abrigan buenas copas, que malas ropas.

La bebida hace sentir calor a quien la consume, mas que ropa en mal estado.

Mala es la llaga que con vino no sana.

En la antigüedad se curaba las heridas con vino para desinfectarlas.

Mal enemigo es el vino, si el tomarlo se hace vicio.

Cuando el vino es un vicio, quien lo bebe puede perder todo.

Luce y reluce el buen vino, en buen vaso cristalino.

Hace referencia a lo atractivo que luce el vino en una copa de cristal.

Lo que se promete con el vino, se olvida por el camino.

Quien promete estando bebido tiende a olvidar lo dicho.

Lo que se piensa cuerdo, se ejecuta borracho.

Quien bebe tiende a perder las inhibiciones.

Lo que escatimes a tu mujer, no lo gastes en beber.

Se deben cubrir las necesidades antes que pensar en la bebida.

Lo dice el padre Prior, vino solo hay dos, el bueno y el mejor.

Hace referencia a que no hay vino que sea malo.

La verdad está en el vino.

Hace referencia a que quien bebe tiende a decir la verdad.

La primera copa, es la de la sed, la segunda, por compañía, la tercera, es alegría, y la cuarta, tontería.

Quien bebe en exceso puede comportarse de manera estúpida.

La ebriedad, es amiga de la verdad.

La personas bebidas hacen gala de sinceridad, hasta en exceso.

La alegría del vino, hace rey al mendigo.

Quien ha bebido olvida sus penurias y se siente alegre.

Hombre que mucho vino bebe, tarde pagará lo que debe.

Quien se hace adicto a la bebida olvida pagar sus deudas por beber.

Gran falta es beodez, en mocedad y en vejez.

Se desperdicia la vida cuando se pasa en continuas borracheras.

Fiesta sin vino, no vale un comino.

La alegría que proporciona la bebida aumenta el espíritu festivo.

Estando metidos en sus cueros, no hacen daño el vino ni los aceros.

Mientras no se beba o no se agreda con un arma no habrá daño.

Entre el pastor y su garrota no paraba la bota.

Engañoso el vino es, primero da fuerza y la quita después.

Quien bebe se siente valiente, luego viene el sueño de la borrachera.

En invierno no hay mal abrigo con una copa de buen vino.

Se refiere a la sensación de calor corporal que produce el vino.

El vino que es bueno no ha menester pregonero.

Algo que es bueno, como el vino, no necesita anunciantes.

El vino por el color, y el pan por el olor, y todo por el sabor.

La calidad de las cosas que consumimos se aprecia mejor por su sabor.

El vino poco, trae ingenio, mucho, se lleva el seso.

Beber con moderación puede desinhibir, en exceso causa problemas.

El vino malo es mejor que el agua buena.

Quien gusta de beber prefiere el alcohol aunque sea de mala calidad.

El vino en jarro cura el catarro.

Es costumbre consumir vino para curar el catarro.

El vino alegra, pero endeuda.

Hace referencia a que beber en exceso puede acarrear deudas.

El vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre.

Muestra las ventajas que ofrece el vino si se bebe con moderación.

El vino agrada y el agua enfada.

Para quien gusta de beber, el vino siempre será la mejor opción.

El vino abre el camino.

Se refiere al hábito de consumir vino como aperitivo.

El que un buen vino bebe, a beberlo vuelve.

Un vino de primera, se convertirá en un deseo recurrente.

El que con vino cena, con agua desayuna.

Si se bebe alcohol en exceso, se produce deshidratación.

El que al mundo vino y no toma vino, ¿a qué mierda vino?

Tomar vino es uno de los placeres predilectos para muchos, este dicho lo refleja.

El pan con hartura y el vino con mesura.

Recomienda beber con tacto para evitar adicciones.

El mucho vino, agua las fiestas.

Por la tendencia de algunos a ser pendencieros cuando beben.

El español fino, con todo bebe vino.

El consumo de vino es común en España y señal de buen tono.

El buen vino resucita al peregrino.

Esto por el efecto de relajación que produce una copa de buen vino.

El buen vino en cristal fino, el peleón en jarro o en porrón.

De nuevo se hace alusión a la manera de servir un buen vino.

El buen vino añejo hace al hombre niño y remoza al viejo.

El borracho, aunque turbio, habla claro.

Se refiere a la sinceridad que suele ser asociada a la borrachera.

El borracho valiente se pasa del vino al aguardiente.

Un borracho puede consumir bebidas de menor calidad para seguir disfrutando su borrachera.

El bebedor fino, a sorbitos bebe el vino.

Con pequeños sorbos se puede degustar mejor un buen vino.

El agua, hace sudar, y el vino, cantar.

Se refiere a que la alegría por el vino puede hacer cantar.

El agua para un susto y el vino para un gusto.

Beber un buen vino es un deleite para el paladar.

El agua para los bueyes y el vino para los reyes.

Se refiere a que es preferible el buen vino para calmar la sed.

Dulce y vino, borracho fino.

Alude a la costumbre de acompañar el vino con manjares dulces.

Donde hay buen vino y la tabernera es guapa, allí se me caiga la capa.

Estando cómodos y en buena compañía, allí nos quedaremos.

Donde entra el beber, sale el saber.

El beber e exceso puede hace que actuemos con tontedad.

Demasiado o demasiado poco vino prohíbe la verdad.

De vino aguado o agua envinada, no me des nada.

Para disfrutar el agua, o el vino, es necesario que ambos sean puros.

De mal vino, buena borrachera.

Hace alusión a que mientras peor sea el vino, mas marcada será la embriaguez.

De las uvas sale el vino y del vino el desatino.

Se mofa de las cosas absurdas que se hacen bajo efecto del vino.

Cuando el trago hace cosquillas, afloja lengua y rodillas.

Quien bebe puede hablar de más, y no caminar de manera firme.

Consejo del padre capuchino, con todo lo que comas vino.

Se refiere a lo apropiado de acompañar las comidas con vino.

Con pan y vino se anda el camino.

Costumbre antigua de llevar vino y pan cuando se viajaba para entretener el tedio.

Con albaricoques y brevas, agua no bebas, pero vino, todo lo que puedas.

Recomienda combinar frutas y vino para disfrutar más.

Comer sin vino, es miseria o desatino.

Acompañar la comida con vino es esencial para su disfrute.

Come niño y crecerás, bebe viejo y vivirás.

Alude al consejo de tomar vino para mejorar la salud.

Bueno es beber, pero nunca hasta caer.

Aconseja contra el beber en exceso.

Borrachera pintona, todavía no es mona, pero ya lo va siendo la de “escucha y perdona”.

Bebiendo por la bota, parecerá que bebes una gota.

Bebiendo en la bota, aunque bebas mucho no se nota.

A través del material de la bota no se nota si se bebe mucho o poco.

Bebido el vino, perdido el tino.

Cuando se bebe en exceso se tiende a hacer cosas incongruentes.

Beber en Jerez cerveza, no cabe mayor simpleza.

La fama del vino de esa localidad obliga a probarlo, si vas de visita.

Beber con medida, alarga la vida.

Se cree que beber vino da salud, siempre que se haga con moderación.

Bebe vino y come queso, y sabrás que es eso.

Bebe tras el caldo, y vaya el médico al diablo.

Bebe poco y come asaz, duerme en alto y vivirás.

Bebe el vino en vidrio y si el vino es generoso, en cristal precioso.

Alue a la forma correcta de servir el vino para saborearlo mejor.

Bebe el vino a discreción, y no a boca de cangilón.

Recomienda beber con mesura, no en exceso.

Bebe agua a chorros y vino a sorbos.

Para degustar el vino, la mejor forma es hacerlo a sorbos, para catar su sabor.

Aunque tengo malas piernas, bien visito las tabernas.

Al que nunca bebe vino, no le fíes ni un comino.

Se refiere a la poca confianza que se puede tener en quien no bebe.

Al pan, pan y al vino, vino.

Hace alusión a llamar a las cosas por su nombre.

Al dar las doce, queso añejo y vino que rebose.

Ajo crudo y vino puro pasan el puerto seguro.

A mejor alimentación, mayor fortaleza.

Aguar el vino, es criminal desatino.

Agregar agua al vino daña su gusto, lo arruina totalmente.

Aceite y vino, bálsamo divino.

Son referencias al bálsamo de curar heridas en la antigüedad.

A nadie le hace mal el vino, si se bebe con tino.

Mientras se beba con moderación, el vino es un placer.

A más beber, menos comer.

Recomienda comer menos cuando se está bebiendo para evitar malestar.

A la bota dale el beso después del queso.

Aconseja beber vino de la bota, luego de comer queso.

A buen vino, no hay mal bebedor.

Cuando un vino es bueno, todos querrán beber en abundancia.